El año empieza con fuerza para el equipo, que participo en el proyecto “Atelier 2 Tons” (2 Tonnes), cuyo objetivo es concienciar a los empleados sobre el impacto humano en el cambio climático.

Si el Acuerdo de París funciona para limitar el aumento de la temperatura a menos de 2°C de aquí a 2050, el proyecto “Atelier 2 Tons” se moviliza para cumplirlo, haciendo que los humanos reduzcan sus emisiones y pretende que vayan hacia las 2TM de CO2 (*)/humano.

¿Y entonces como lo hacemos?

En forma de cuestionario, los empleados pasaron una mañana trabajando en sus emisiones declarando su modo de transporte, sus hábitos alimentarios, su consumo de energía y de bienes y servicios. Fue una gran discusión que lanzó debates y permitió a todos comprender que su impacto individual es tan importante como el impacto colectivo. Cada uno se fue con su propio objetivo de reducción y ahora puede actuar en su balance declarando sus cambios de hábitos.

Como auténtica política de empresa, la descarbonización de la Tonelería es un tema de cada momento: producción, transporte, bienes y servicios, proveedores. Aunque la empresa realizó su huella de carbono en 2019, solo utiliza sus cifras para hacerlas evolucionar y reducir su huella, que compensa en particular con el plan Plant for the Future (Plantons pour l’Avenir) (15.000 árboles al año desde 2018) y la plantación de su arboretum de 10.000 árboles en su centro de producción.

« La huella de carbono no se fija, sino que avanza con nosotros », afirma Raphaëlle Reeves, responsable de QSE, atenta a las iniciativas serias y validadas de baja emisión de carbono.

En noviembre de 2021, Tonnellerie Baron y otras 15 empresas francesas fueron seleccionadas por el BPI para participar en el innovador programa « Acelerador de descarbonización« .

Acompañada por un referente especializado en la transición energética, la Tonnellerie tomará progresivamente la iniciativa en su plan de acciones a partir de indicadores y se fijará objetivos, una vez transcurrido el período de diagnóstico en curso.

Todas estas medidas están en manos de Nicolas Tombu, Director Asociado, y Raphaëlle Reeves-Ribière, Responsable de Calidad Seguridad Medio Ambiente.

Los 60 empleados son conscientes cada día de los esfuerzos que hay que hacer para acercarse individualmente al objetivo de 2 toneladas y colectivamente, para reducir el peso del carbono por barrica, hasta el punto de alcanzar el cero carbono después de la compensación.

 

(*)Se trata de una tonelada de CO2 equivalente y permite contabilizar todos los gases de efecto invernadero en la misma unidad.